La verdad es que no sabría decir por que decidí crear este blog. Lo más sencillo, sería reconocer que siendo el escribir historias algo que siempre me ha gustado. La posibilidad de exponerlas para que cualquiera pueda leerlas me incentivó a tomar la decisión. Sea como sea, esta resultando una interesante experiencia, un atractivo divertimento del que quiero hacer participe a todo el que guste.







Para cualquier sugerencia, crítica u opinión.






jaestrelles@gmail.com






























jueves, 21 de febrero de 2013

Al teléfono (Emergencias XI)


-Márquez¡¡ Que sorpresa cuanto tiempo sin saber de ti. ¿Qué es de tu vida?
-Vale. Déjame adivinar, tono irónico y respiración resignada. Calero te la ha vuelto a jugar y se ha escabullido dejándote al cargo de la tienda.
-Muy bien. Un claro ejemplo de pura técnica deductiva si señora. En un par de años no vas a tener precio como investigadora.
-Un par de años¡¡ Ya te vale Castillo hasta el moño me tenéis de sacaros las castañas del fuego. En fin Calero pidió que le averiguara cuanto pudiera de Marcial Prada Villas así que apunta. Y ya os apañáis vosotros.
-¿Información de quien?
-Marcial Prada¡¡ Joder Castillo, vuestro sospechoso. ¿No me digas que Calero va por libre y aún no te ha hablado de el?
-Pues no, Calero me ha contado la historia de que había dado con un nombre y un teléfono. Pero entonces has llamado tú y se ha largado sin más. Dejándome sus notas, antes de entrar a interrogar a los tíos de la furgoneta.   
-Anda que monada¡¡ Si resulta que os pasáis los apuntes como en el instituto. Suena casi enternecedor. Esto tengo que contarlo.
-Menos guasa.
-Guasa¡¡ Joder Castillo seamos serios¡¡ Primero le dejas campar a sus anchas como al llanero solitario. Luego pasan cosas como esta y te quejas.
-Vale Marqués lo reconozco tienes razón. Ea dime que tienes sobre el tipo ese, Manuel…
-Marcial¡¡ Marcial Prada Villas todo un personaje. Joder ya estamos¡¡
-¿Qué? ¿Qué pasa ahora Márquez?
-Pasa que el jodido Calero tiene a medía comisaría haciendo recados. Pero es imposible hablar con el para darle los dichosos mensajes.
-Está en la sala de interrogatorios. Y apostaría a que sigue con el teléfono en modo silencio.
-Yo lo mato. Vale pues dime a que extensión te desvío una llamada del cabo Santisteban. Otro de los que anda liado, siguiendo pistas para su señoría. Supongo que tendrá alguna novedad
-Pásamelo a la ciento quince. ¿Pero y lo que tienes sobre el tal Marcial?
-Eso te lo mando a tu e-mail. Calero es un caso perdido. Pero al menos contigo eso que puedo adelantar. Ya tengo a mi supervisor mosqueado con estos trabajos extras que me busco.
-Un trabajo excelente que merece una recompensa. En cuanto cerremos el caso hemos de invitarte a una buena comida. Te lo prometo.
-No tan rápido pistolero. Por lo que sé, a cambio de  su atenta colaboración. Calero le ha prometido a la mitad de la tercera sección., que tú les ibas a invitar a una ronda el próximo viernes. Así que será mejor que prepares el dinero por que te va a hacer falta.
-Una ronda¡¡ Que cabrón es para matarlo.   
-Si vale ponte a la cola y antes habla con Satisteban. Por cierto, con la información sobre Prada te paso además algunas cosas interesantes, que he encontrado de vuestra victima.
-Perfecto y graci..
 
-Me oye¡¡ Oiga¡¡ ¿Detective Calero?
-Te oigo Santi. Soy Castillo, mi socio esta en interrogatorios. ¿Qué tenéis?
-Castillo¡¡ Ah, vale ya era hora. Bueno hemos dado con los porteros.
-¿Porteros?
-Los porteros del edificio. Calero nos encargo que les localizáramos. Para ver que historia nos contaban sobre todo lo que apareció en el cuarto trastero. Primero hablamos con el más joven se quedó acojonado al vernos aparecer. Pero me pareció bastante sincero cuando reconoció que el no quiso saber nada del asunto. Fue su compañero quien aceptó guardar las cosas.
-Entiendo. Así que imagino que tenéis al otro. ¿Cuál es su historia?
-Digamos que está un poco a verlas venir. Asegura que cuando aceptó guardar esas cosas en el trastero durante unas horas. Pensaba que esa gente ya había alquilado el piso. Les había visto entrar y salir varias veces para visitar la vivienda. Tenía entendido que representaban a un nuevo inquilino. Eso era lo que le habían estado comentando unos días antes el  administrador y su mujer. Según parece incluso fue ella quien le dejó las llaves del piso y le pidió que se encargara de abrirles a las mujeres de la limpieza. Cuando un día se presentaron de improviso. Un rato después llegó uno de los hombres un tal Marcos, que parecía un tanto contrariado. Pero todo parecía normal, tal vez un poco precipitado. Pero el portero dice que por su experiencia las mudanzas son así. 
-Un momento. ¿Has dicho Marcos? ¿Fue el quien dejo las cosas en el trastero? Pídele que te lo describa y confirma si en algún momento les dejó las llaves a el o las de la limpieza. 
-Vale. Dame un minuto.

-¿Que pasa Castillo? Veo que le han dejado solo.
-Hombre sargento ya está de vuelta. Así que su inspector es de los que quiere que le cuenten hasta el último detalle. 
-Si y usted que lo diga. Vaya lo siento creía que había terminado de hablar. Últimamente parece que siempre le interrumpo.
-No se preocupe Morales, solo es una comprobación de rutina. Ya mismo estoy con usted. ¿Qué tal he ha ido?
-Joder¡¡ Pues ya se puede imaginar. Apenas si tenía nada que contar. Teniendo en cuenta que entre unos y otros hemos estado mareando la perdiz. He tenido que tirar de inventiva para salir del paso. Que si íbamos a empezar con los detenidos y las grabaciones. Que el escenario ya había limpiado y estábamos a la espera de la autopsia. Por suerte no me ha venido mal tener aquí a los picolos para cargarles con parte de culpa del retraso.
-Eso, eso sobretodo buen royo con los colaboradores. En fin la verdad es que se le ha dado muy bien. Teniendo en cuenta lo que ha tardado.
-No me joda Castillo. Se que Calero no me traga, pero esperaba que con usted la cosa funcionara. Que mierda de colaboración es esta, en la que tengo que ir pegando la oreja por los pasillos. Para pillar un poco de información. Por qué ustedes se empeñan en tenerme a oscuras.
-Hombre… tampoco es eso. Vale que Calero se hizo de rogar con su información. Y quizás podríamos haber avanzado un poco metiendo mano a los detenidos.
-Los detenidos, Calero, usted…no se olvide de mencionarse también. Recuerde que al venir hacia aquí se le pasó comentarme lo del enlace con la benemérita. Me prestó a Riesco, pero mira tú por donde no dijo nada de su otro compañero. El que ahora mismo esta supervisando el visionado de las cintas de la furgoneta.
-El de las cintas¡¡ Joder Morales ni siquiera sabía de el hasta que llegamos aquí. Fue entonces cuando me dijeron que mientras nosotros teníamos que bailar con Riesco, para hablar con los detenidos. A nuestros técnicos les había tocado otro picolo especializado en imágenes. Vamos que los chicos de verde tendrían acceso al paquete completo. Por Dios ni se me pasó por la cabeza que usted pudiera tener alguna objeción. Además no se de que se extraña joder. Esa gente institucionalizo lo de la pareja de hecho allá por los tiempos de Mari Castaña. Siempre van de dos en dos.
-Acceso completo en igualdad de condiciones, usted lo ha dicho. Eso es justo lo que yo espero que me den a partir de ahora. Es lo que nos prometió su capitán, supongo que no será necesario pedir que se lo recuerden,
-No sargento descuide, no será necesario. Por supuesto si quiere traerse algún colaborador por aquello de equiparar efectivos no tengo ninguna objeción.
-Equiparar¡¡ Por todos los santos Castillo no me joda. Ya le he dicho que no estoy para coñas.
-Pues mire por donde le aseguro que yo tampoco sargento. Así que déjese de amenazas veladas y haga lo que tenga que hacer. Ya le he dicho que este es un barco en el que a todos nos han metido a la fuerza. Si cree que alguien debe de abandonarlo solo tiene que decírselo a quien decide. Repito yo si estoy dispuesto a colaborar. 
-Vale perfecto, sea pues como dice. Por cierto y hablando de colaboradores. ¿Donde están Calero y Riesco?
-Interrogando a los sospechosos,
-¿A los dos a la vez?  ¿No han pedido abogado? ¿Cómo es que usted no ha entrado con ellos?
-Ya, ya tranquilo no se me aturrulle. Seguro que Calero y Riesco tendrán en cuenta lo del abogado, saben lo que se hacen. Calero localizó un trastero  en el edificio desde el que calló la víctima. Dentro se encontraron unas cuantas cosas dejadas allí por la misma gente que en teoría pensaba alquilar el doce C. También obtuvo el nombre de uno de ellos. Veamos como encaja todo eso con la historia que quieran contarnos los detenidos.

-¿Oiga? ¿Castillo?
-Dime Santi. ¿Como ha ido?
-El tal Marcos es un tipo alto, complexión delgada y barba rala. El portero reconoce que ese mañana estuvo muy liado supervisando a los técnicos que revisaban la caldera de la calefacción central. Así que después de abrirles a las de la limpieza les dejó las llaves por si tenían que salir. Por lo que puede que el tal Marcos si tuviese acceso a esas llaves. Las cosas del trastero las trajo una empresa de mensajeria. Después de que un tal señor Prada convenciera al portero para que se las guardase. 

Ahuuuuu, Ahuuuu, Ahuuuu
    
-Mierda¡¡ ¿Santi? ¿Santi qué coño ha sido eso?
-Bueno resulta que en la casa hay un par de perros y han tenido que meterlos en una habitación. Digamos que no les gustan demasiado las visitas.
-Joder. Son las cuatro de la mañana, menudo ¨sarao¨ debéis de haber montado.
-Bueno Calero dijo…
-Ya Calero¡¡ Vale salid de ahí. Pilla al tipo y tráetelo a la central. Santi..  con  delicadeza, sin agobiarlo. No queremos que se cierre en banda, de momento en realidad no hay nada contra el. Mejor que colabore voluntariamente. Dile que necesitamos tomarle declaración.  Para que confirme exactamente los objetos que le dejaron. 
-Ok.

-¿Que ocurre Castillo? ¿Han detenido a algún posible sospechoso?
-Sospechoso no, es solo un testigo. El portero al que le dejaron los objetos del trastero. Puede decirnos quién los dejó y ayudar a situar las cosas en su contexto.
-Genial le noto bastante optimista. Al final va a resultar que su compañero estaba en lo cierto y detrás de todo esto hay más de una cosa rara.
-Ya vale sargento. Pensaba que habíamos quedado en comportarnos. Aunque le cueste creerlo Calero es un buen investigador. Vale reconozco que sin duda también es un cabrón egocéntrico y toca pelotas. Eso es indiscutible, Pero sabe muy bien lo que se hace.
-Entiendo. Y créame aplaudo el compromiso que muestra con su compañero. Tal vez me he mostrado un poco susceptibles, le ruego que me disculpe. Así que dígame. ¿Cuál es nuestro siguiente paso?
-Que le parece si vemos lo que nos cuenta Riesco.
-¿Riesco?
-Si mire acaba de salir de la sala de interrogatorios.

15 comentarios:

Lichazul dijo...

con toda esta saga de EMERGENCIAS
ya compones y terminas el libro
la mejor de las suertes para ello JUAN

abrazos

Rafa Hernández dijo...

Como te ha comentado Lichazul y ya creo que te lo dije yo también, esta trama policial es para escribir un libro, de hecho lo es, y deberías intentar publicarlo.

Saludos juan andrés.

juan andrés estrelles dijo...

Muchas gracias por tú optimismo Lichazul. Un beso.

Cierto Rafa ya me lo has dicho alguna vez. Aprecio sinceramente vuestros ánimos y la verdad reconozco que es una idea que cada vez tengo más presente. Pero de momento creo que no debemos disiparnos en otra cosa. Concentremos vuestro apoyo incondicional y mi atención. En concluir esta historia de la mejor forma posible. Un abrazo.

Susana Deseo Libros dijo...

Vas por Muy Buen Camino, sigue así que creo que al final conseguirás publicar, ya lo veras..... merece la pena, es muy entretenida, buen argumento y divertida.
Sigue así.
Besos.

Beatriz Martín dijo...

esa sala de interrogatorios da para mucho,ehhh ya ves meter de sospechoso al portero seguro jajaja el pobre que solo es testigo de momento no? jejej yo que se como siempre muy bueno .. oye Rafa tienes razón velo pensando ehhhhh, besos y feliz sábado desde mi brillo del mar

juan andrés estrelles dijo...

Muchas gracias por tus palabras de ánimo Susana. Otro beso para ti.

La sala, los personajes y toda la situación es un poco de locura. Una locura que me encanta, lo reconozco. Gracias por buestro interes. Besos.

Madame dijo...

Quién es Calero??? ... cada vez leo las historias y me pierdo... como un océano oscuro... haber si un día pillo el hilo de todas estas historias..
besos y abrazos Juan!! nos estamos leyendo..

juan andrés estrelles dijo...

Castillo y Calero son los dos detectives que investigan el caso. Llevo dos meses conviviendo con ellos. Pero créeme, en ocasiones también a mi me cuesta seguirles el ritmo. El carácter díscolo y arrollador de Calero, trae de cabeza a Castillo más metódico y formal. El uno y el otro se complementan y entre los dos van camino de desquiciarme. Un beso.

TriniReina dijo...

Estoy de acuerdo con otros comentaristas en que esto da para un libro. Qué lío se tienen montado estos "agentes del orden" o del desorden:)

Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Tus escritos

RECOMENZAR dijo...

Tus cuentos cortos
me maravillan
ser escrior
es diferente de ser blogger
suerte

juan andrés estrelles dijo...

Muchas gracias por los ánimos Trini. Te aseguro que el lío que tienen montado esta panda me trae de cabeza. XD que estrés.

Hola RECOMENZAR gracias por tus palabras. Un beso.

Alexander Strauffon dijo...

Me agradó, eh.

Ya te había leído un par de veces antes, me parece.

Liova dijo...

Hay que tener arte e imaginación para componer estas historias. Te felicito. Un beso.

juan andrés estrelles dijo...

Gracias Alexander a mí también me agrada tenerte por aquí. Un abrazo, nos leemos

Gracias Liova. Otro beso para ti.