La verdad es que no sabría decir por que decidí crear este blog. Lo más sencillo, sería reconocer que siendo el escribir historias algo que siempre me ha gustado. La posibilidad de exponerlas para que cualquiera pueda leerlas me incentivó a tomar la decisión. Sea como sea, esta resultando una interesante experiencia, un atractivo divertimento del que quiero hacer participe a todo el que guste.







Para cualquier sugerencia, crítica u opinión.






jaestrelles@gmail.com






























jueves, 17 de marzo de 2011

EL DINERO ES DEUDA (de los de siempre)

El dinero es deuda es un documental sobre el funcionamiento del sistema financiero que tuve la suerte de poder ver la semana pasada. La verdad es que es que esta muy bien y lo recomiendo. Con una elaboración de contenidos sencilla y didáctica el resultado es fantástico. Permitiendo que el espectador asimile fácilmente conceptos que de otra forma podrían resultar un tanto complejos. Desde el origen de la banca, hasta el actual sistema financiero el documental repasa la evolución de lo que conocemos como economía. Ofreciéndonos un enfoque claro de los motivos de los vaivenes económicos y financieros. Las conclusiones a las que llega no resultan desde luego nada edificantes. Pero tras reflexionar sobre el desarrollo del tema me temo que no pueden resultar más acertadas. Lo dicho un gran documental.

                                                        

Mientras elaboraba la reseña que encabeza este post salió la noticia sobre el cierre de las operaciones para la fusión de las cajas. Pues eso que el descalabro barra agujero, de las cajas y de algún que otro banco que finalmente también se ha colado de rondón en la lista. Ya tiene mira tú por donde, una cuantía estimada, ojo. –Que con estas cosas ya se sabe- Groso modo 5300 milloncejos de nada. Vamos que podemos darnos con un canto en los dientes por que según pintaba la cosa la broma nos podía haber salido por un pico… y una pala.

La noticia que ha sido profusamente anunciada –y publicitada- por el gobierno y los medios como positiva. Positivísima, oye ideal de la muerte. Se supone debe contribuir a reforzar la confianza del mercado y los inversores en la parte más sensible del sector financiero español. Total según parece 5300 millones son pecata minuta. Comparados con las estimaciones que tanto de los analistas internacionales como de los nacionales auguraban para el asunto. El importe de lo que en teoría. –Teoría oiga que aquí no se moja nadie- Podía suponer el rejunte del sector de las cajas. Debía ser según todos estos sesudos analistas bastante más cuantioso. Así que lo dicho, descorchemos el cava –que digo cava- que sea champán del bueno. Semejante logro hay que celebrarlo como procede. Total igual que pagaremos los 5300 MILLONES de marras, lo mismo podemos hacernos cargo de una ronda de Moët  Chandon. Total ya puestos.
Por que claro señoras y señores, como no podía ser de otra forma. Con este nuevo traspié económico también nos va a tocar bregar a los de siempre. Los anónimos ciudadanos de a pie que aguantamos estoicamente cualquier cosa que se nos echen encima. Acaso lo dudaban.

En teoría las cajas de ahorros son entidades financieras que fueron creadas para realizar una labor social. Funcionan como banco pero se supone que parte de sus beneficios deberían revertir en la comunidad. El inconveniente es –como no podía ser de otra forma.- que la presencia de cargos políticos en sus órganos de dirección. Acaba provocando que estas cajas pasen a ser controladas por el partido político de turno que gobierne la región. Hasta tal punto que en algunas comunidades. Las cajas eran poco más que una extensión de las conserjerías de economía. Una hucha de la que los gobiernos de turno echaban mano a conveniencia. Sin tener que rendir cuentas ante nadie.  
Hace menos de dos años Islandia, el paradigma de la sociedad del bienestar y la estabilidad económica y social. Pasó de ser un país rico y con los mejores estándares en calidad de vida. A verse obligado a pedir urgentemente la ayuda de los “primos” escandinavos y del fondo monetario internacional para salvar la bancarrota económica. Ni el banco central ni el gobierno fueron capaces de afrontar el terrible caos económico provocado por una deficiente planificación del sistema financiero islandés. El hasta ese momento alabado –como no podía ser de otra forma- sistema educativo islandés debe de flojear en la formación de economistas por que si no, no se explica semejante descalabro. Por que la cosa tiene tela. De país rico y boyante, a tener que ser intervenido económicamente y aparecer en la lista de morosos. Es como para mosquearse. Claro que tal vez el asunto si tenga alguna que otra explicación. Los islandeses seguro que darán con ella. Para empezar, hurgando un poco una de las cosas que seguramente contribuyeron al desastre podría estar en quienes manejaban el dinero. Tradicionalmente la jubilación dorada de los primeros ministros del país. Terminaba siendo ocupar un cargo en el consejo directivo del banco central, presidentes, vicepresidentes. No es coña, dejaban de gobernar el país y pasaban a tener llave de la caja. Es comprensible la poca enjundia de los economistas en Islandia, a sí es imposible. El caso es que los islandeses lo están pasado mal, pero ya han tomado buena nota de los errores y se están poniendo las pilas para arreglar el desaguisado. A los responsables se les va a caer el pelo.

Aquí donde la fusión y el saneamiento de las cajas era si o si una cuestión de estado. La cosa se arreglara como de costumbre. A saber, si finalmente van a ser 5300, millón más millón menos. -Seguro que serán más para que nos vamos a engañar.- Pues el gobierno aflojara la pasta y todos tan amigos. Al agujero de las cajas no se le buscara responsables a los que exigir responsabilidades. No se auditará como o en que se generaron esos millones de pérdidas. Aquí de eso ni hablar. Los mismos políticos que hace unos meses se acusaban entre ellos –en ocasiones incluso dentro del mismo partido- de estar malgastando sin freno las reservas de las cajas. Tienen muy claro que con las fusiones y el plan de saneamiento del otro día, el tema esta zanjado. Así que tabla rasa y pelillos a la mar. Aquí no valen ideologías ni sentimientos ni vergüenza torera. Basta con pasar la gorra con cargo al erario público y que los ciudadanos acabemos pagando por sus desmanes. Mientras ellos con la bolsa nuevamente llena se preparan para volver a meterle mano.

           

19 comentarios:

Antony Sampayo dijo...

yo se poco de Bolsas y Cajas, y de lo único que estoy seguro es que lo que gano ya me alcanza para poco. Igual me gustó tu análisis.
Abrazos.

Doctora Anchoa dijo...

Me ha gustado este post. Desde mi punto de vista, el mayor problema es precisamente que no hay responsables. Cuando una caja o un banco se va a la quiebra por haber estado jugando a la ruleta con el dinero de los ciudadanos, no se buscan responsabilidades. Por desgracia el ser humano sólo actúa prudentemente cuando hay un castigo en caso de equivocación. En el documental "Inside job", que ganó el Oscar este año, también se explica muy bien esta ausencia de responsabilidad, e incluso en la segunda parte de Wall Street (aún con todas las lagunas que tiene esa película)también.

kira permanyer dijo...

Muy buena entrada, Juan Andres. Es una vergüenza como, en un sistema financiero que se descalabra, sigue habiendo cabezas visibles que no sólo no depuran sus responsabilidades con sus cargos y su propia economia fruto de nuestras aportaciones, si no que siguen y encima piden dinero público para salvar su incompetencia. Y todos tan contentos. A seguir pagando el coche y la boda de la niña del Presidente del banco en cuestión (poca broma que el coche no bajará de ser un Austin ultimo modelo, de la boda ni hablo....)

pseudosocióloga dijo...

Me veo incapaz de comentar sin que se me caliente la boca, es un tema que me supera porque ......no puedooor.

Cecy dijo...

Primero te doy las gracias por la recomendación.
En cuestiones de números siempre me he llevado pésimo, pero si es didáctico hay que aprender.
Pasado este preámbulo, mientras te leía recordé años difíciles en Argentina, en la década del 90 cuando todo el mundo se creía que estamos en un primer mundo y solo jugaban con los que después estamos por años pagando las fiestas que se han hecho otros.
Desconfío de todo los gobiernos, mejor dicho de hombres que ejercen inescrupulosamente el poder, y por lo que cuentas, ops, se ve bravo.

Un abrazo!

La pequeña Meg dijo...

Yo tampoco domino el tema, pero aún no asimilo a lo que hemos llegado con las cajas :-S

Verónica dijo...

Como bien dices, ya lo pagaremos entre todos, de una forma u otra.

Y lo de la "función social de las cajas"... lo peor es que se hacen propagande ellos mismos de algo a lo que están obligados, como si fueran los más generosos del mundo.

Carla Kowalski dijo...

Un muy interesante artículo Juan. Realmente te felicito por tu conocimiento en el tema.

Madame Milagros dijo...

cuando una entidad bancaria entra en bancarrota los inocentes pagan... eso paso en mi país hace muchos años... fue muy triste las realidades...

besos y abrazos Juan, por cierto tienes una mención en mi blog pasa cuando gustes, nos estamos leyendo.

Claire dijo...

Yo de este tema la verdad es que soy bastante ignorante, pero me tomo nota del documental, a ver si me pongo un poco al día.
Lo que sí creo que entiendo es que al final el ciudadano de a pie es el que acaba pagando todos los platos rotos..
Saludos.

Miguel dijo...

En el tema de la economia , siempre habrá sucesos en los que pagarán justos por pecadores , lo de Islandia es un ejemplo escandaloso, con una economia de despilfarro o irreal que al final acabó explotando como una bomba de relojeria.
Por supuesto los responsables no lo sentirán , ya que en todo esos años de falsa bonanza , se habrán llenado bien los bolsillos...porqué son Islandeses , pero no tontos , al final pagan los de siempre , es decir, los ciudadanos.
La historia se repite una y otra vez.
Un abrazo amigo.

Sue dijo...

Yo no es que sepa poco, es que no sé nada de finanzas, bancos y cajas. A duras penas entiendo mi propia economía casera. Gracias a que tengo que lidiar con muy pocos euros, sino, menudo lío.
Lo que sí sé es que no me gusta en qué punto estamos, ni económico ni social, y creo que deberíamos hacer fuerza para desarrollar alternativas a lo que hay.
Un mercado algo más humano.

En fin, lo dicho, no entiendo nada así que voy a ver el documental.

Un saludo.

abril en paris dijo...

La cuestión es que sabemos poco pero ellos que supuestamente "saben" mucho no ponen los medios antes de que ocurra el "desastre"...¿ qué hacemos entonces ? ¿ Volver al "calcetin" ? Para guardar el dinero digo..eso si nos sobra algo a final de mes..Porque pagar vamos a pagar todos menos ellos..
Solo se me ocurre una cosa " Entre pillos anda el juego " o "Coge el dinero y corre"
¡Pais..! :-(

Fabiana dijo...

Hola Juan: Un placer pasar por aquí. Aprovecho hoy que en la Argentina es feriado y dispongo de un rato para mi hobby preferido que es mi blog.
Estuve viendo algunas entradas y siento que acá se respira un aire fresco muy agradable.

En cuanto a este post en particular, trataba de leer pero para serte franca, de economía no entiendo mucho. Parece que hubieras escrito en idioma chino y yo intentara traducir lo que quisiste decir. Jajajja.

Pero de todos modos, voy a ir al link, que seguramente será muy gráfico. Veré de que se trata.

Saludos.

juan andrés estrelles dijo...

Gracias Anthony, con lo del dinero creo que todos andamos un poco igual. Un abrazo.

Estamos de acuerdo Doctora Anchoa. Eso de pedir responsabilidades políticas que tanto se lleva desde hace unos años y que a los partidos les encanta echarse en cara. Es –con perdón- una completa gilipollez. Que la policía abran de una vez investigaciones serias y empiecen a caer condenas. En la cárcel poco tiempo van a tener para mítines y politiqueos. El documental aún no lo he visto, en lo de la película coincido en que algunos diálogos están muy acertados. Un beso.

Gracias por tu comentario Kira tienes toda la razón es una vergüenza. Lastima que los españolitos no seamos capaces de discernir que más allá de ideas políticas y otras historias. Al final el resultado es el mismo izquierdas, derechas, centros, todos ponen la mano y el bolsillo sin el menor escrúpulo. Todos –en esto también se muestran siempre de acuerdo- también miran para otro lado cuando en momentos como el actual tocaría ponerle el cascabel al gato y asumir responsabilidades. Un beso.

saltar del tren dijo...

Un buen punto para reflexionar, lo que concluye con que las personas terminamos siendo números a la hora de evaluar intereses.
Besos

juan andrés estrelles dijo...

Estamos de acuerdo Pseudo, no sabes como te entiendo. Gracias por pasarte.

Un documental realmente didáctico Cecy seguro que te gustara. Tu desconfianza es totalmente legítima. Con su forma de actuar esta gente se esfuerza cada día en darnos razón para ello. Un abrazo.

Ni tu ni nadie Pequeña Meg. El tema de las cajas es el ejemplo más flagrante de malversación y uso indebido del dinero de los particulares. Un gran juego de monopoly en el que políticos y pseudo banqueros han dejado bien claro como no se debe gestionar una entidad financiera. Un beso.


Lo pagaremos, seguro que lo pagaremos Verónica.
Con el dinero de los demás dárselas de filántropo es lo más fácil del mundo. Especialmente a la hora de conseguir una buena dosis de auto bombo. Un abrazo.

Gracias Carla pero mi conocimiento son realmente básicos proceden de lo que leo. Un abrazo.

Si Madame los inocentes siempre acaban pagando por todo, sea lo que sea. Gracias por la canción que me dedicas en tu blog. Un abrazo.

Los platos el lavavajillas y toda la cocina. El documental es muy bueno Claire solo que sus conclusiones no resultan precisamente alentadoras. Un beso.

Gracias por tu comentario Miguel.
He estado investigando un poco el tema Islandés. ¡Sorpresa! Los ciudadanos en referéndum han dicho que de rescatar a bancos y banqueros nada. Que a ellos nadie les preguntó ni les informó, de los manejos que estos se traían entre manos. Por lo que cada cual que aguante su vela. Tienes razón son islandeses pero no tontos a los responsables les va a tocar apechugar. Un abrazo.

Gracias por la visita Sue.
El documental te gustara. Un abrazo.

MARIAN dijo...

esotoy como todos, no entiendo de economia, pero si de que los sueldos no suben, pero las cosas básicas si, las cuentas no salen, un saludo

juan andrés estrelles dijo...

No solo no ponen los medios sino que provocan ese desastre y luego miran para otro lado. No sé Abril, no sé si como dices lo mejor sería volver al calcetín, el que pueda. Pero buscar la forma de que paguen ya sea en efectivo, con penas de cárcel o inhabilitaciones permanentes para volver a ocupar cargos relacionados con manejo de dinero. Una cosa así no puede salirles gratis, hemos de aprender que la historia se repite. Esta gente nos la volverá a jugar a poco que les dejemos. Este, ni país ni nada. Un abrazo

Hola Fabiana, un placer tenerte por aquí. Estas en tu casa.
Siento si el desarrollo del post te parece un tanto confuso. El tema de las cajas de ahorros y su mala gestión económica es algo bastante delicado por aquí. Pero seguramente hay que estar aquí y vivirlo para ponerse un tanto en contexto.
En el documental veras claramente la evolución de la economía y los mercados a lo largo de la historia y conocerás los tejemanejes que se traen los bancos para periódicamente meternos a todos el miedo en el cuerpo. Un abrazo, nos leemos.

Hola, Saltar del tren un placer volver a leerte.
Totalmente de acuerdo con tu apreciación. Otro beso para ti.

Tienes razón Marian las cuentas no salen y en nuestro bolsillo cada vez hay más gente tratando de meter la mano. Un abrazo.