La verdad es que no sabría decir por que decidí crear este blog. Lo más sencillo, sería reconocer que siendo el escribir historias algo que siempre me ha gustado. La posibilidad de exponerlas para que cualquiera pueda leerlas me incentivó a tomar la decisión. Sea como sea, esta resultando una interesante experiencia, un atractivo divertimento del que quiero hacer participe a todo el que guste.







Para cualquier sugerencia, crítica u opinión.






jaestrelles@gmail.com






























domingo, 9 de diciembre de 2012

Despropósito ( Emergencia III )


-Perfecto, ese de ahí es Morales. Hay que joderse, la primera en la frente. Con la de munipas que debe de haber en esta jodida ciudad tenía que tocarnos el.
-Mierda que esperabas. Hoy llevamos todos los boletos del primer premio.
-Nos ha visto ahí viene.
-¿Preparado?
-Ni de coña. La birra y las cortezas de cerdo se están dando de hostias por salir de mi estomago. Como tenga que aguantarle el palique voy a echar la pota. Ocúpate tú, haré como que atiendo una llamada. Que te sea leve.
-¡Cabrón¡
-Vaya por Dios que sorpresa. Mira lo que trajo el gato los detectives Castillo y Calero en persona. Ya iba siendo hora.
-Menos chufla sargento. No creo que sea el momento, así que tengamos la fiesta en paz.
-Entiendo, a ustedes también les han dado ya el toque. Hay que ponerse las pilas. Solo hay que ver lo atareado que llega el detective Calero. Como mínimo debe de estar solicitando una escuadra de refuerzo.
-!Sargento!
-Ya, ya, lo siento. Tiene usted razón. Toca comportarse según el protocolo.  Todo muy profesional. Nada de sano e inocente compadreo.
-Exacto. Así que sí fuera usted tan amable de ir poniéndome al corriente. ¿Sabemos algo del fiambre?
-A parte de que esta muerto. Ni flores.
-Muy gracioso es usted para troncharse. Y del resto. A que viene tanto jaleo. ¿Puede decirme algo de eso?
-Si claro como no. Agarrarse, eso si es para troncharse.
-De veras, pues la verdad yo no le veo la gracia.
-Créame la tiene.
-Mire sargento si está... ¡Coño! Ése de la camilla es un sanitario.
-Si en efecto, uno de los que llegó en la primera ambulancia.
-Que rayos le ha...
-Un brazo roto y esguince de tobillo.
-¿Y en la UVI?
-Ahí  es donde esta nuestro chico. Conmoción cerebral, pero tranquilo parece ser que finalmente la cosa no es tan grave como pintaba en principio.
-¡No me joda¡ hay herido uno de los suyos. ¿Qué pasó les atacaron?
-Bueno más bien podríamos decir que es un caso de fuego amigo. Ya le dije que la cosa tiene su miga.
-¡Fuego amigo! Por Dios. ¿Se puede saber de que demonios habla?
-Vale hombre, no se sulfure. Ve el coche patrulla que hay sobre la acera, fue el primero en llegar. En el iban el agente Robles y un novato.
-¿Ha dicho un novato? Coño… por qué me da que me voy a arrepentir de oír esto.
-Se lo aseguro aún falta lo mejor. El caso es que Robles fue directo a atender a la mujer desmayada. Su marido que era quién había pasado el aviso estaba de los nervios. Gritando no se que sobre una bajada de azúcar, o algo así. La ambulancia y otra patrulla  llegaron  dos minutos después. Los sanitarios se hicieron cargo de la mujer. Así que Robles y los chicos se dispusieron a acordonar la zona. Según parece mientras Robles estaba con el matrimonio. A su novato se le ocurrió acercarse al fiambre para echarle un vistazo.
-¡Cristo¡ Ya decía yo que esto pintaba mal.
-Si bueno en fin ya sabe como es esta juventud de ahora. No hay forma de que presten atención les encanta ir por libre. El caso es que fue entonces, cuando se fijaron en que el novato había empezado a vomitar. Por lo que dicen parecía sentirse bastante mal y de pronto cayó a plomo como fulminado. Robles asegura que el golpe de su cabeza al rebotar contra la acera hizo un ruido de la hostia.
-¿Entonces el novato es el que esta en la UVI?
-Exacto
-¿Y que demonios le ocurrió al sanitario?
-Bueno ya le digo que el golpe del novato fue de impresión. Así que todo el mundo acudió corriendo a ver que le había ocurrido. Sin percatarse de que el chaval había estado echando la pota por media acera. Gálvez otro de los nuestros venía embalado y resbaló. Al caer se llevó por delante al sanitario que salió volando y se estampó.
-¡Al sanitario lo lesionó un municipal¡
-Se lo dije, fuego amigo. ¿Recuerda? Los chicos aseguran que Gálvez hizo una entrada sin balón y con los pies por delante. De roja directa vamos.
-¡No me joda sargento¡ Esto es de opereta.
-Si ya le dije que se iba a reír.
-¡A reír¡ ¡Una mierda¡ La prensa se va a poner las botas en cuanto se filtre el informe.
-Ya te digo.

17 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Es siempre un placer leerte
Abrazos

Rafa Hernández dijo...

Muy buenos tus relatos juan andrés. El primero de emergencia, y el párrafo final es genial, cuando quería señales evidentes de muestra de violencia. Joder que más pruebas de violencia quería con la cabeza machacada y los sesos esparcidos por ahí. Me gusta la forma que tienes de relatar porque es sencilla y muy explicita. En algunos espacios parece que les de miedo tirar mano de alguna que otra palabra soez,porque piensan que son ordinarios y bastos, o que no saben escribir, cuando todo el mundo al hablar, o la mayoría de finolis como que tenemos más bien poco.

Gracias por pasarte por mí blog.

Saludos juan andrés.

Rafa Hernández dijo...

juan andrés, te añado a mí lista de blogs, y me hecho seguidor. Ya seguimos en contacto.

Un abrazo.

Meg dijo...

jajaja, cómo empezó la cosa y cómo ha terminado!!! Surrealista, me encanta!

Explorador dijo...

Muchísimo ritmo, muy bien ransmitido, y con ese humor sarcástico que tanto gusta a los lectores, a mí por lo menos ;)

Un saludo :)

juan andrés estrelles dijo...

El placer es mío Recomenzar.

Gracias Rafa. Aun que confieso que suelo ser más comedido.
Siempre escribo sobre la marcha y la verdad es que en este caso el lenguaje que se imponía. Era precisamente esta mezcla entre grosero, soez y chulesco. Creo que una parte del alma de historias es tener el lenguaje que les corresponde.

Rafa, estas en tú casa. Un abrazo.

Pues me alegro de que te guste Meg. ¿Terminado?

Se hace lo que se puede. Gracias Explorador

Lichazul dijo...

trepidante relato Juan
y mucho sazón narrativo
felicitaciones

abrazos y feliz semana


silvo dijo...

Si es que parece escuchado en vez de imaginado, muy ágil, saludos

Antony Sampayo dijo...

Se te dan bien este tipo de relatos con diálogos coloquiales, te felicito, pues atrapan y entretienen.

Abrazos.

TriniReina dijo...

Espero que en caso de desmayo no vengan a atenderme estos detectives:)

me encanta el relato. Las series de detectives son mis favoritas:)

Saludos

loquemeahorro dijo...

Por fin he encontrado tiempo para leerme los tres.

Qué bueno eres, malandrín.

Te lo habrán dicho 27 veces y media, pero y si fuera menos vaga y cotilleara en tu blog lo vería, pero ¿tienes publicado algún libro? ¿escrito pero no publicado? ¿Estás en ello? ¿te decantas por el cuento corto?

juan andrés estrelles dijo...

Gracias Lichazul, buen fin de semana.

Me alegró de que te guste Silvo y gracias por la visita.

Tengo que reconocer que aún no siendo exactamente lo mío. La verdad es que me estoy sintiendo muy cómodo. Gracias Antony.

Pues nada Trini, espero que no te defraude el final.

Akede dijo...

Muy entretenido Sr. Cuentista jj, engancha desde la primera letra hasta la última y me has recordado los expedientes policiales y demás narraciones que han pasado por mis manos en lo que llevo de prácticas en despachos, algunos son para escribir novelas como tus relatos ^^

juan andrés estrelles dijo...

Perfecto Akede me alegro de que te haya gustado. Espero que el final te siga pareciendo interesante.

juan andrés estrelles dijo...

Ante todo gracias loquemeahorro, por la visita y por tomarte el tiempo de leer mis textos. Espero que el final no te haga cambiar de opinión.
En cuanto a tus preguntas. No tengo nada publicado, si mucho escrito. Eso si tengo que reconocer que mi mayor defecto es algo a lo que tú hacer alusión. La pereza y falta de constancia lastran la gran mayoría de proyectos. El relato corto no es precisamente mi terreno preferido para desarrollar historias. O tal vez sería mejor decir que no lo era en su momento. La realidad es la que se ha acabado imponiendo. Puesto que mi atención y –escasa- constancia se mantienen al menos el tiempo suficiente para culminar relatos. De ahí lo de cuentista. Un saludo.

pseudosocióloga dijo...

Bueno, bueno, bueno...
Esto es lo tuyo.

juan andrés estrelles dijo...

Bueno la verdad Pseudo es que admito estar sintiéndome agusto.